04272018Headline:

Atlantic City, New Jersey

HomeNew JerseyAtlantic City

Email Jessica Ramirez Jessica Ramirez on LinkedIn Jessica Ramirez on Facebook
Jessica Ramirez
Jessica Ramirez
Attorney • (609) 641-6200

TPS terminará el 9 de septiembre de 2019 para las personas de El Salvador

Comments Off

TPS terminará el 9 de septiembre de 2019 para las personas de El Salvador

¿Qué es el TPS?

El Estatus de Protección Temporal, o TPS por sus siglas en inglés, fue establecido por el Congreso a través de la Ley de Inmigración de 1990 y promulgado por el presidente George Bush. El TPS proporciona el estado legal temporal y la autorización de trabajo a las personas que han ingresado legalmente o no para que no sean deportadas a su país de origen, si su país es designado por los Estados Unidos como afectado por desastres naturales, violencia, enfermedades y/o muerte. La designación de TPS de un país puede durar de seis (6) a dieciocho (18) meses. Sesenta días antes del final de una designación, el secretario revisa las condiciones del país extranjero para determinar si persisten las condiciones inseguras. Si estas condiciones continúan, el Secretario de Seguridad Nacional puede renovar el estado por seis (6), doce (12) o dieciocho (18) meses. No hay límite en la cantidad de veces que el secretario puede prorrogar el TPS, siempre y cuando las condiciones continúen.

Según la ley, el Secretario de Seguridad Interior (Inmigración) puede designar un país para TPS si determina lo siguiente:

            (A) que hay un “conflicto armado en curso dentro del estado” que representa una          amenaza grave para las personas nativas de ese país que regresan;

            (B) que ha habido un terremoto, inundación, sequía, epidemia u otro     desastre ambiental en el estado, que impide que el estado acepte a sus         nativos, y el estado ha solicitado la designación de TPS; y/o

            (C) que existen condiciones extraordinarias y temporales en el estado extranjero que impiden que las personas nativas de ese país regresen de manera segura a su país.

Si se concede el TPS, el solicitante recibe protección contra la deportación y está autorizado a trabajar legalmente mientras permanece en los Estados Unidos.  Es importante tener en cuenta que por ley el TPS no es una vía para obtener el estatus de residente legal permanente o la ciudadanía.

El TPS y El Salvador

Debido a la guerra civil, El Salvador fue uno de los primeros países designados para el TPS durante la administración del presidente George W. Bush.  Esa designación expiró en 1994.  Luego, el 13 de enero de 2001, dos terremotos distintos afectaron a El Salvador. Según la Oficina de Registro Federal de los Estados Unidos, los terremotos causaron la muerte de más de 1000 personas, aproximadamente 8000 resultaron heridas y 1,5 millones fueron desplazadas.  Desde 2001, el país sigue siendo inseguro para el retorno de sus nativos.

En la prórroga más reciente del TPS, detallada en el aviso del Registro Federal del 8 de julio de 2016, el gobierno de los Estados Unidos determinó que se justificaba una prórroga de 18 meses porque persisten las condiciones de 2001 que respaldan la designación de TPS de El Salvador.  Citó numerosas condiciones extremas tales como “desastres naturales posteriores y desafíos ambientales, incluidos huracanes, tormentas tropicales e inundaciones, una epidemia de roya del café en curso y una prolongada sequía regional que afecta la seguridad alimentaria”. El aviso también detalla la falta de agua potable y la creciente violencia e inseguridad que afectan a El Salvador.  De acuerdo con el Registro Federal, “las tasas de asesinatos, extorsiones y robos son altas, y el gobierno lucha por responder adecuadamente al crimen, incluida la significativa actividad de pandillas delictivas”. También destaca la escasez de personal y corrupción de la policía salvadoreña, y que el sistema judicial es “débil, con una baja tasa de condenas penales y altos niveles de corrupción, lo cual crea un ambiente de impunidad”. Mientras tanto, unos 18 meses después, la nueva administración Trump argumentó que el único criterio que el gobierno debería considerar es si persiste la razón original para la designación, que fue el daño causado por el terremoto. En esta posición, se ignoró y no se consideró el resto de las terribles condiciones detalladas en la decisión de prórroga que tomó el Gobierno en 2016.

La decisión de poner fin al TPS para los salvadoreños se produjo semanas después de que más de 45.000 haitianos perdieran su estado de protección otorgado en 2010. La administración les brinda a los salvadoreños hasta septiembre de 2019 para organizar y hacer arreglos, debido a que después del 9 de septiembre de 2019, ya no tendrán permiso para quedarse en el país.  Esto significa que casi 200.000 personas de El Salvador a quienes se les ha permitido vivir en los Estados Unidos por más de una década deben abandonar el país al que llaman hogar.

Como abogado que trabaja con numerosos inmigrantes, desde el anuncio, muchos de mis clientes salvadoreños han comentado con tristeza: “pensábamos que si trabajábamos duro, pagábamos nuestros impuestos y no nos metíamos en problemas, podíamos quedarnos”.   Están aterrorizados por la realidad de perder sus trabajos porque ya no tendrán permiso para trabajar legalmente.  También les preocupa perder su seguro médico, especialmente a los que están enfermos.  Sin embargo, la mayor preocupación es por sus hijos ciudadanos estadounidenses y la forma en que esto les afectará. Según el Centro de Estudios de Migración, los beneficiarios salvadoreños tienen 192.700 niños nacidos en los Estados Unidos.

Los salvadoreños deberán volver a registrarse para el TPS y solicitar la autorización de empleo hasta que esta finalización del estado entre en vigencia el 9 de septiembre de 2019.   El período de reinscripción para las personas que ya tienen TPS será del 18 de enero al 19 de marzo de 2018. Si actualmente tiene TPS de El Salvador, consulte a un abogado para analizar su caso y sus opciones. Una posible opción puede incluir solicitar una visa U, designada para víctimas de crímenes en los Estados Unidos que han cooperado con las autoridades en los procesos de investigación y enjuiciamiento.  Los padres de niños ciudadanos de los Estados Unidos pueden considerar realizar arreglos para la custodia y/o tutela si desean que sus hijos permanezcan en los Estados Unidos.

Las personas afectadas por la finalización del TPS para los salvadoreños deben solicitar asesoramiento legal para determinar sus opciones.  Para obtener más información sobre esta publicación o cualquier otro asunto, no dude en ponerse en contacto conmigo, Jessica Ramírez en JRamirez@djdlawyers.com.